Obstetricia

Evaluación y seguimiento de la mujer embarazada

Manejo de complicaciones en la gestación

Evaluación ecografica durante todo el embarazo

¿QUÉ ES EL PARTO?

PROCESO NATURAL , NO ENFERMEDAD

Es fundamental entender que el embarazo y el parto son etapas naturales en la vida de una mujer,
y siempre que se haya conducido en una forma saludable, culminará en el nacimiento de un recién
nacido al mundo exterior.

El parto es un acontecimiento singular y único en la vida de una mujer y en la relación de una pareja.
Afortunadamente en los últimos años se está produciendo en nuestro país un cambio conceptual en la
asistencia al parto, que tiene como eje fundamental que la embarazada sea el centro de la atención recibida.
El nacimiento de un niño sano no es casual, sino el resultado de infinitos cuidados y atenciones tanto
de la madre y como de su pareja y familia, acompañados de la calidad y profesionalismo de la atención
médica. El objetivo final es asegurar durante todo el parto el bienestar tanto de la madre
como del recién nacido.

CARACTERÍSTICAS DEL PARTO

El trabajo de parto se define por la presencia de contracciones uterinas que conducen al borramiento
y a la dilatación del cuello uterino.
Usualmente sucede antes de la rotura espontanea de las membranas (bolsa de las aguas), sin embargo
en ocasiones esto ocurre previo al inicio de las contracciones. Para el inicio del parto se requiere una
serie de complejas interacciones entre la madre, el hijo y la placenta, quedando aún mucho
conocimiento por adquirir.

Sin embargo, hay tres elementos reconocidos que interaccionan durante el trabajo de parto:
1. Fuerzas del parto: Principalmente las contracciones uterinas son las responsables de los cambios en
el cuello de la matriz, sin embargo pueden acompañarse de la presión de los músculos del abdomen en
la parte final del parto (pujo).
2. Objeto del parto: Es el bebe por nacer y todo lo que se derivó del embarazo (placenta, cordón, líquido
amniótico y membranas). Durante el parto es necesario un acomodamiento a través del canal de parto en
la pelvis materna, por lo que el bebe participa activamente también durante el nacimiento.
3. Canal de parto: Se refiere al camino por el que pasará el bebé durante el nacimiento, incluyendo la
pelvis materna y los tejidos blandos (cuello del útero, vagina, vulva).

¿ETAPAS DEL PARTO?

EL PRE-PARTO

Es el período que acontece antes del inicio del trabajo de parto. Puede ser tan corto como unas
horas, o más prolongado, como unos días antes de las contracciones efectivas. Este período se
caracteriza por la aparición de una serie de síntomas que anuncian la proximidad del inicio del
parto, derivadas del despertar del musculo uterino y el descenso de la cabeza del bebé hacia la
parte baja de la pelvis. Es muy variable, y lo único que refleja es la preparación del cuerpo para
el parto, pudiéndose iniciar en los siguientes días.

CARACTERÍSTICAS EN PREPARTO
· Aumento de las contracciones (cortas, irregulares y poco intensas)
· Aumento de la presión en la pelvis (encajamiento)
· Molestias en la marcha, calambres
· Aumento de la frecuencia en la micción
· Expulsión del tapón mucoso (algunas veces con un poco de sangre)

PARTO

El parto normalmente se inicia de forma espontánea, y tras una evolución continua de la dilatación,
termina con el nacimiento de un recién nacido sano que se adapta de forma adecuada a la vida
fuera del vientre materno. El nacimiento de la placenta y el periodo después del parto inmediato
deben también evolucionar de forma fisiológica.
Consideramos parto normal aquel que se produce entre las semanas 37 y 42 de la gestación, aunque
existen factores específicos de cada mujer que pueden hacer que el parto se adelante (parto
pretémino o prematuro) o se retrase (embarazo prolongado).

EL POST PARTO INMEDIATO

Se refiere al período siguiente al nacimiento de la placenta, donde se inician los procesos para contraer el útero vacío, inhibiendo el sangrado. Es fundamental la vigilancia clínica del estado materno, que ha realizado un gran esfuerzo físico. Se procede a la revisión de la región vulva, en caso de ameritar algunos puntos por el sangrado.

TIPOS DE PARTO

Parto Medicalizado

En algunas ocasiones, las condiciones maternas o del bebé pueden requerir el nacimiento en un
periodo breve, sin que esto necesariamente sea indicación de una cesárea. Debido a que el
embarazo ya no se considera de bajo riesgo, es necesaria la monitorización continua del bebé así
como la regularización de las contracciones uterinas. Puede ser necesaria la rotura precoz de la bolsa
de las aguas, que acelera la dilatación y permite comprobar el aspecto y el color del líquido amniótico.
Con todo esto se intenta acortar la duración del parto, y hacerlo más soportable. El objetivo es
conducirlo por los cauces de máxima normalidad, sin que ello signifique un aumento de riesgos
feto-maternos, sino todo lo contrario.
El conocimiento del proceso evolutivo del parto, así como la preparación de los ejercicios
respiratorios, el entrenamiento muscular y de los ejercicios de relajación, permite a la futura mamá
una participación activa, reduce la angustia, permitiéndole una mejor colaboración.
Indicaciones maternas y fetales de la inducción del parto

· Problemas de la salud en la madre (Diabetes,
presión arterial alta, problemas del corazón,
los riñones o pulmones).
· Abrupción placentaria (La placenta comienza
a separarse de las paredes internas del útero
antes de que nazca el bebe).
· Problemas fetales, como desarrollo deficiente
omenor cantidad de líquido amniótico.
· Embarazo que dura más de 41-42 semanas.
· Infección uterina (como corioamnioitis)
· Preeclampsia y eclampsia
· Ruptura prematura de membranas
· Muerte del feto

 

 

Parto Natural

En este tipo de nacimiento, no se requiere de ninguna intervención.
La madre permite el proceso natural, sin involucrar tecnología ni medicación, siendo la atención
médica mínima, por lo que la mujer conduce el proceso del trabajo de parto y alumbramiento,
de la forma que resulte más cómoda.
Es fundamental la vigilancia del estado materno-fetal así como la asistencia a la parturienta y familia.
Se puede considerar como una síntesis de todos los aspectos positivos de las corrientes obstétricas
anteriores, añadiéndoles un enfoque humanizado; considerando el parto y nacimiento como un
proceso fisiológico, no como una enfermedad, siendo la mujer protagonista, respetando su ideas,
opiniones y deseos, así como las de la pareja. Esto con el consejo médico basado en la evidencia
científica, lo que permite una interacción que fortalece la seguridad, experiencias y resultados de un
evento tan importante como es el nacimiento de un hijo.
En resumen, es la forma de nacer íntima y natural, sin renunciar a la positiva aportación médica.

Parto NO Intervenido y Respetado

La base de este tipo de atención es la asistencia del trabajo de parto sin la utilización de
procedimientos terapéuticos que alteren su fisiología (NO INTERVENIDO), así como el respeto a la
maternidad, considerando a la mujer embarazada partícipe activo en las decisiones del proceso
del trabajo de parto y periodo inmediato al nacimiento de su hijo (RESPETADO).

Es fundamental la vigilancia del estado materno-fetal así como la asistencia a la parturienta y familia.
Se puede considerar como una síntesis de todos los aspectos positivos de las corrientes obstétricas
anteriores, añadiéndoles un enfoque humanizado; considerando el parto y nacimiento como un
proceso fisiológico, no como una enfermedad, siendo la mujer protagonista, respetando su ideas,
opiniones y deseos, así como las de la pareja. Esto con el consejo médico basado en la evidencia
científica, lo que permite una interacción que fortalece la seguridad, experiencias y resultados de un
evento tan importante como es el nacimiento de un hijo.
En resumen, es la forma de nacer íntima y natural, sin renunciar a la positiva aportación médica.

 

Características de un parto no intervenido y respetado.
-Preparación física durante el embarazo.
-Uso de técnicas de relajación y respiración.
-Vigilancia materna y fetal durante el proceso.
-Presencia de la pareja durante el parto.
-Ambiente afectivo para la pareja.

FASES DEL PARTO

DILATACIÓN

Como su nombre lo dice, el cuello uterino experimenta un acortamiento y dilatación debido a las
contracciones, siendo estas rítmicas, cada vez más intensas. La duración es variable, siendo desde
los 5 cm hasta la dilatación completa, con un promedio de 12 hr en las mujeres primerizas y 10 hrs
cuando han tenido un parto previo. Cada mujer tiene su tiempo, siendo esto muy variable.

EXPULSIÓN

En esta fase, ya el cuello uterino está preparado para el nacimiento, por lo que faltará el descenso
del bebé. Es fundamental la participación activa de la madre, lo que culmina con la aparición
de la cabeza fetal distendiendo los genitales, hasta “coronar”.
Su duración varía dependiendo de la orientación de la cabeza fetal, el canal de la pelvis y las
contracciones uterinas.
En algunas ocasiones, se requiere la realización de una episiotomía para evitar un desgarro
durante la expulsión y además acortar el tiempo de expulsión del bebé. Su uso actualmente es reservado.

ALUMBRAMIENTO

Es el periodo en el que se produce la separación y expulsión de la placenta,
el cordón umbilical y las membranas. Es fundamental que una vez que ha salido el feto,
el útero se contraiga y se desprenda la placenta. El contacto piel a piel y el apego inmediato
son medidas que favorecen esto, sin embargo en algunas ocasiones se puede requerir
manejo médico para evitar una hemorragia materna.

Follow by Email
Facebook
Instagram